Matéricos 13

Matericos 13

DESCARGAR REVISTA

EDITORIAL. POR ARQ. MARCELO BARRALE ARRIBILLAGA - PROF. TITULAR

En este relato, recorreremos los últimos años de producción de base académica del Taller Matéricos, que incluye formatos y trayectos verdaderamente disímiles y complejos en su coordinación o compatibilización.
Hasta ese momento, y con el primer tramo de investigación proyectual urbano-arquitectónica fuertemente influidos por el enfoque, por un lado, artístico de Carlos Leo Galli y por otro lado más sistemático y desafiante del Dr. Arq. Jorge Sarquis, en esos años noventa iniciamos esta experiencia, sobre la base del trabajo en sede académica, es decir a partir de lo realizado por docentes y estudiantes en el ámbito del Taller de Arquitectura.
Desde los primeros proyectos de 20.000 viviendas para la ciudad de Rosario, pasando por las poblaciones de 5000 y 8000 viviendas entre los bordes de la ciudad y la represa del Arroyo Ludueñá, es decir la utópica conquista popular del oeste.
En el 2013, el nuevo proyecto comienza a dar cuenta de otras exploraciones, tanto en la relación evidente de la arquitectura con el paisaje, como de las prácticas socio-comunitarias, ampliando su campo de acción hacia territorios de borde, incorpora así la producción social del hábitat como campo epistemológico y la palabra “convivencia” en su voluntad de legitimar una práctica sobre la base de la co-producción con las comunidades. En el 2013 el nombre del proyecto Arquitectura de los bordes y la periferia. Producción del hábitat, tejido residencial y espacio público para un convivir sustentable”, evidencia ya esta vocación.
En ese momento -albores del 2014-, se disparan nuevas líneas de trabajo (ver punto 2.5.).
Una componente principal y clave de interpretación de los alcances y limitaciones de estas prácticas, también su potencialidad, está en la condición de titulación necesariamente habilitante otorgada por nuestra Escuela, y la pertenencia de los saberes de la producción de conocimientos de grado, ejecutada en ese sentido.
No obstante, la decisión de trabajar en la formación de recursos humanos en arquitectura, imbuidos, impregnados de su “paese”, de su origen, se mantiene con renovada intencionalidad ética y estética.

Esto debe entenderse mucho menos como una búsqueda de defensa, conservadurismo o ligazón con el pasado ribereño, santafesino al fin, sino más bien con un proyecto, un futuro: el del Acuífero Guaraní.
Y con la condición de la Universidad Nacional de Rosario, su área de influencia, hoy por hoy, acaballada al puente Rosario-Victoria, con una importante afluencia de estudiantes de la región Litoral en su conjunto.

Si nacemos y nos formamos en……
Sicilia, habría que saber qué hacer con la piedra travertina blanca y blanda del te-rruño, o en….
Porto, con el granito gris omnipresente y el revoque blanco, o en….
Desierto de Sonora -aridez horizontal-, entorno de Phoenix, como trabajar la tierra apisonada o la piedra disponible, en el clima seco rojo y caliente, o en……
Chiloé que hacer con la madera del sur de Chile y el aire marítimo……
Pues bien……

Aquí en Rosario podemos -al menos intentar-, explorar el qué hacer con la dimensión poética y práctica (material) del cambiante delta del Paraná.
Corresponde aquí comentar el aporte de Luis Appiani, recientemente fallecido, cuando enfocó para siempre el territorio local: el horizonte pampeano, la verticalidad de la barranca y luego la superficie acuosa del Río Paraná. Esta realidad únicamente propia del frente oeste del gran Río. Allí produjimos un segmento muy fértil y creativo de investigación poético-proyectual, recordemos a Luis en el cementerio vertical de Georgina Piano, como a Enric Miralles habitando Igualada.
Tanto en los desafíos que hubo en el pasado, en el presente y los que se avecinan en el futuro de la arquitectura y el hábitat de las áreas metropolitanas cada vez más desiguales, densas y gentrificadas, como en la contingencia de la real producción de obras, en estos territorios frecuentemente inundables, y con gran intermitencia en su comportamiento, actualmente desbastado por la agricultura con agroquímicos, que cambian el comportamiento del suelo ante los emergentes climáticos, tornándolo más impermeable.
En el contexto de una titulación con carga profesional e incumbencia para construir plenamente, gravamen penal, comercial y civil, suponemos que las prácticas habituales urbanas no siempre coincidentes con los andariveles precedentes, deben asimismo estar presentes. En esa mixtura, se desenvuelven la producción de conocimientos y saberes expresadas en los desarrollos del Proyecto de Investigación, como asimismo la didáctica programática del Taller de Arquitectura.


Maduración, consolidación y la continuidad de la “Arquitectura extendida”

Arquitectura extendida, se dio en llamar a una mítica publicación que reunía lo producido durante mi gestión como Vicedecano FAPyD a cargo del Área de Extensión, en los años 2004 a 2011, en particular con la gestión de los Secretarios de Área de esa época.
Los integrantes del equipo de Investigación proyectual (algunos ya formados en ese originario período) de este PID, son a su vez, generadores, gestores y promotores de nuevas, no imaginadas o no previstas articulaciones o desarrollos arquitectónicos, en clave de obras o desarrollos didácticos, o ambos al mismo tiempo.
La curiosidad o el deseo, la pulsión directa, por intervenir el lugar sensible socio territorialmente, tanto por los valores materiales o inmateriales, se ha expresado en estos espacios que comento a conti-nuación, siendo protagonizado tanto por profesores, docentes, adscriptos o estudiantes. Hemos postulado, ganado y ejecutado distintos Proyectos de extensión/innovación, diseñado y dictado numerosas Asignaturas Optativas, consolidamos intercambios con la PUCV – Escuela de Arquitectura y Diseño de Valparaíso, participado en diversos Workshops en nuestro país y el extranjero, desarrollado y presentado la Maestría de Arquitectura del Paisaje en FAPyD, transcurrido numerosos viajes de estudio como habitualmente lo hacemos a países limítrofes, aplicamos con energía e innovación destacada en la gestión académica de nuestra Facultad y en la Universidad Nacional de Rosario, entre otras iniciativas.

Actualmente

En la producción que se presenta en esta publicación, se practica la didáctica en Arquitectura, en distintos sitios o lugares del Área Metropolitana de Rosario, en sus bordes y encuentros con la zona rural, ribereña, en el contexto del Pago de los Arroyos.
Así, vemos proyectos instalados en localizaciones poco intervenidas o simplemente abandonados, por los emprendimientos urbanísticos oficiales, entre lo urbano y lo natural-rural, frecuentemente ocupadas “espontáneamente” por comunidades de pobladores y trabajadores informales, en la
proximidad de la costa ribereña, en sus distintos afluentes, tamaños, características, pasado histórico, riesgos y usos:
Arroyo Saladillos y su desembocadura en el Mangrullo.
Ribera de Villa Gobernador Gálvez.
Costa Central de Rosario.
Remanso Valerio en Granadero Baigorria.
Puerto Gaboto, encuentro de los dos ríos.
Playón de Chacarita, como deriva en Buenos Aires.
El desafío más evidente, es aproximar el trabajo conjunto de docentes y estu-diantes, a la producción de conocimientos en la determinación espacial formal y estructural, de cerramientos, secuencias espaciales, articulaciones y vínculos con el resto del ambiente natural, etc. inmediatamente próximo por un lado y, por otro a las más generales dimensiones, del “espíritu” del lugar, si vale la expresión:

http://variacionessobrearquitectura.blogspot.com.ar/2007/03/genius-loci-el-espritu-del-lugar.html

http://www.urbanoperu.com/genius-loci-espiritu-del-lugar.html

Es muy interesante destacar que se ha optado en el nuevo proyecto recientemente inciado por el reemplazo del anterior co-director Dr. Arq. Jorge Sarquis, por la Mg. Mariana García cuya especialidad está orientada al estudio de los procesos de inmigración en la región de Rosario, en particular Pueblo Nuevo y V. G. Gálvez. Esta coyuntura está fuertemente orientada más a las sugerencias de los lugares que de las metodologías exploratorias, más ligado al afecto incontenible que se desprende del “roce” entre nosotros los docentes y estudiantes, los proyectos propios, las obras, y el m ismo lugar, su cultura y su gente.
El aporte del Dr. Arq. Jorge Sarquis, ha sido invalorable en los momentos de la fundación de estos proyectos de investigación alternativa, de exploración proyectual. La radiación que emana del Centro Poiesis en la Argentina y pensando -sin nostalgia- en los años 90, ha sido principalísimo aporte en la iniciativa original y su consolidación, de este proyecto y la formación de sus integrantes.
También debo decir, que el apartado de Puerto Gaboto ha derivado a un número especial en elaboración, el número 14 de esta Revista, por el volumen que ha adquirido la reflexión proyectual y constructiva en ese paraje.
Gracias a todos y felicitaciones.

BIGTheme.net • Free Website Templates - Downlaod Full Themes